Comida sana in corpore sano


Diez sociedades se unen para mejorar la atención a enfermos renales crónicos

15.10.2012 12:29

 

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Por primera vez en España, diez sociedades científicas, con la colaboración de Abbott y ESTEVE, se han unido para mejorar la atención sanitaria y los indicadores de salud de la enfermedad renal crónica (ERC). Esta alianza pionera de especialistas tiene como finalidad disminuir el impacto social, clínico y económico de esta enfermedad mediante una colaboración multidisciplinar que ayude a la sostenibilidad del sistema.

   En el proyecto participan la Sociedad Española de Nefrología (SEN),  la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), la Sociedad Española de Endocrinos y Nutrición (SEEN), la Sociedad Española de Diabetes (SED), la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Sociedad Española de Bioquímica Clínica (SEQC).

   Para ello, una de las primeras iniciativas de este programa va a ser la elaboración de un consenso con el objetivo de concienciar sobre el impacto que tiene la enfermedad renal crónica y, por consiguiente, mejorar la prevención y facilitar la detección y el manejo adecuado de la patología.

   "Estamos trabajando en un consenso con el fin de materializar las diferentes aportaciones y análisis de todas las sociedades científicas implicadas. El trabajo multidisciplinar entre los diferentes profesionales de la salud es primordial en la detección de la ERC, para ello la coordinación entre los médicos de Atención Primaria y los distintos especialistas es clave en el abordaje de esta enfermedad", ha comentado el presidente de la SEN, Alberto Martínez Castelao.

   Por su parte, el presidente y consejero delegado de Abbott España, Esteban Plata, ha asegurado que esta alianza demuestra, "una vez más", que aunando esfuerzos se avanza "más y mejor" y que, además, la colaboración entre todos los agentes es el camino para contribuir a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. "Por ello, en Abbott nos sumamos a esta iniciativa con el fin de mantener firme nuestro compromiso con los pacientes y la mejora de su calidad de vida", ha apuntado.

   El presidente de ESTEVE, Antoni Esteve, ha destacado también que esta alianza "evidencia con mayor claridad" que la colaboración, el consenso y el objetivo común suman siempre a favor del paciente. "La colaboración público-privada en acciones divulgativas y de concienciación es en estos momentos especialmente relevante para acercar este tipo de mensajes a la población", ha enfatizado.

   Y es que, la enfermedad renal crónica constituye un problema de salud pública de primera magnitud ya que afecta aproximadamente al 10 por ciento de la población española, produce un deterioro de diversos sistemas del organismo y acorta notablemente la vida. Además, causa enfermedad cardiovascular y existe un "gran número" de pacientes que no están adecuadamente diagnosticados o tratados.

   Por otra parte, las consecuencias, desde el punto de vista social y económico, son también muy importantes. La enfermedad renal crónica genera costes socio-sanitarios elevados que ascienden al 2,5 por ciento del presupuesto de Sanidad, sólo con la terapia renal sustitutiva (diálisis y trasplante renal). Además, en España, el coste anual asociado al tratamiento de las fases más avanzadas de ERC (estadios 4 y 5) se estima en 2.362 millones de euros.

—————

Volver