Tarta de frutas de verano

Tarta de frutas de verano

Deliciosa tarta de frutas frescas de temporada con crema…

Ingredientes para la masa (molde 26 cm.):

225 grs. harina
115 ml. agua
3 grs. sal
15 grs. levadura instantánea de panadero (ó 18 grs. levadura fresca)
12 grs. azúcar en polvo (impalpable)
25 grs. margarina (o mantequilla), a temperatura ambiente
Ingredientes para la crema:
600 ml. leche
5 yemas de huevo
100 grs. azúcar
50 grs. maicena
1 rama de canela
La ralladura de medio limón
Ingredientes para el acabado (en esta foto, podéis adaptarlo a las frutas que encontréis):
4 c/s almendras laminadas
2 kiwis, pelados y cortados a rodajas
2 melocotones, pelados, cortados a rodajas
2 mandarinas, peladas, cortadas a trozos regulares
2 rodajas de piña fresca, cortadas a trozos regulares
10 fresas, cortadas a rodajas
Arándanos
Grosellas
2 c/s mermelada de melocotón
2 c/s agua

 

Preparación de la crema:
Llevar a ebullición la leche junto con la ramita de canela y la ralladura de limón. Cuando hierva, apagar el fuego y dejar infusionar 10 minutos.
Batir las yemas con el azúcar hasta lograr una mezcla blanquecina. Desleír la maicena con un poco de leche e incorporarla a la leche. Agregar las yemas batidas sin dejar de mover con la cuchara de madera o de varillas, para evitar que cuajen.
Ir removiendo hasta que la crema espese (debe quedar muy espesa, al coger con la cuchara la crema no debe caer). Retirar del fuego, pasar a un cuenco (para que se enfríe antes) e ir removiendo de vez en cuando para evitar que se forme la telilla. Cuando esté frío, tapar con film transparente tocando la crema y reservar en la nevera hasta su uso.
Preparación de la masa:
Mezclar los ingredientes secos (harina, azúcar y levadura) e incorporar el agua (la cantidad que admita). Amasar hasta conseguir una masa elástica y homogénea (con amasadora: 3 minutos a velocidad lenta y 8 minutos a velocidad rápida)
Formar una bola y dejar reposar tapado con un trapo durante 10 minutos.
Formar un circulo de aproximadamente 30 cm. de diámetro y de 4-5 mm de espesor, con un rodillo y forrar el molde (enmantequillar si fuera necesario). Desechar la masa que sobre por el borde. Pinchar el fondo de la tarta, forrar con papel sulfurizado y poner legumbres secas para evitar que la masa suba durante el horneado. Tapar y dejar reposar durante 15 minutos más.
Hornear a 200 grados durante 15 minutos. Desmoldar y dejar enfriar encima de una rejilla.
Rellenar con la crema reservada, repartir las almendras laminadas y disponer las frutas.
Calentar la mermelada con el agua en una cazo y pintar las frutas (opcional, es para darle brillo)
Nota *: si se utiliza levadura fresca, diluir con un poco de agua templada 
Nota: esta tarta se podría preparar el resto del año con las frutas disponibles, pero según donde os encontréis, pues no será tan colorida, pero resultará igual de buena…(no aconsejo el uso de fruta en almíbar, le da un gusto poco natural)